Emprender sin dinero suena como una idea verdaderamente descabellada, pero tomando las decisiones acertadas y realizando las alianzas estratégicas respectivas, esta meta se vuelve mucho más viable. A continuación te daremos una lista de todo lo que debes hacer y lo que no, en caso de que emprendas un negocio sin contar con los recursos económicos suficientes.

Los retos de emprender sin dinero

Cualquier negocio que vaya a ponerse en marcha debe contar con una serie de detalles que dependerán única y exclusivamente de tu esfuerzo y dedicación. Uno de ellos lógicamente es la inversión o los recursos monetarios que vayan a utilizarse. Sin embargo, este último factor no es un ítem con el que todas las personas cuentan en la actualidad, y esto no significa que si se tiene una maravillosa idea de negocios, no vaya a poder llevarse a cabo. Lo que sí es un hecho es que en el supuesto que no se cuente con la holgura financiera necesaria para emprender, el trabajo y el esfuerzo que debe realizar viene por partida doble. Ahora sí ¿Qué hacer en estos casos?

  1. Crea un plan de negocios

Aunque suene complicado, un plan de negocios básicamente te ayudará a conceptualizar muy bien tu idea acerca del servicio o del producto que vayas a vender, como por ejemplo ¿Cuánto costará tu producto? ¿Cuáles aspectos serán tus fortalezas con respecto a la competencia? ¿Cuántas personas contratarás? ¿De cuánto será la ganancia a corto, mediano y largo plazo? Y en general, hacer un panorama de tu propuesta de valor.

Crear un plan de negocios es el punto de partida de cualquier marca, ya que sin él se estaría a la deriva en los primeros meses de funcionamiento y también se tendría una imagen corporativa débil.

¿En resumidas cuentas? Tu punto de partida debe ser un buen y estructurado plan de negocios.

  1. Análisis del mercado

Debes saber que así como tuviste una idea, a otras personas se les han ocurrido otras parecidas a la tuya, es por ello que estudiar el mercado en el que te desenvolverás es vital. Haciendo este análisis, será posible que reconozcas las semejanzas con tus competidores, para centrar tus esfuerzos en lo que los diferencia y en el valor agregado que les ofrecerás respecto de la competencia.

  1. Presupuesto y alianzas

Así tus recursos no sean muchos, siempre será necesario realizar una pequeña inversión y para que la distribución de los mismos sea más provechosa, te recomendamos hacer un presupuesto tomando en cuenta aquello que es necesario e indispensable para poner en marcha tu negocio durante los primeros meses.

También tienes la opción de realizar alianzas estratégicas con otras marcas que ya se encuentren en el mercado, prestándoles un servicio o haciéndoles publicidad, a cambio de un aporte que le puedan hacer a tu proyecto de negocio.  Ésta suele ser la estrategia que más recomiendan, ya que no cuesta nada desde un punto de vista monetario.

  1. Prueba tu propuesta

Si bien todas las ideas son válidas y buenas para quien las imagina, nunca está de más hacer una prueba piloto con tu producto o servicio, para comprobar que tu público meta es receptivo con tu propuesta.

Otra alternativa aún más económica que puedes realizar es la realización de encuestas o entrevistas a una población, para saber si efectivamente comprarían tu propuesta de negocios.

  1. Prepárate

Para emprender cualquier proyecto también es necesario que estés plenamente capacitado en el área de los negocios así como también en el área en la que vayas a incursionar. Tu capacitación pudiera determinar el éxito y la expansión que tu negocio tendrá, sobre todo si no cuentas con gran cantidad de recursos, porque muy probablemente deberás comenzar como emprendedor y también como empleado.

Otro tema en el que necesariamente debes estar apto es en las ventas, ya que es allí donde deberás enfocarte para generar ganancias rápidamente así como también en producir recursos para invertir y ampliar tu negocio inicial.

  1. Reutiliza activos

Los activos de una empresa son todos los objetos valorables en dinero. Para este tema, lo más recomendable es que realices un inventario de las cosas que tienes en tu hogar, o que puedan facilitarte, para que los incorpores a tu empresa, y luego vayas sustituyendo uno por uno a medida que vas generando mayores ingresos.

  1. Conserva tu trabajo actual

Aunque pueda parecer un poco contradictorio, lo más recomendable para un emprendedor sin dinero es que conserve su trabajo actual mientras comienza. Es por ello que comentamos que el esfuerzo a realizar sería bastante grande, ya que básicamente deberás realizar dos trabajos al mismo tiempo. Y así a medida que tu negocio va desarrollándose, podrás ir disminuyendo tus horas de servicios en tu antiguo trabajo, hasta el punto en que debas dejarlo por completo.

  1. Cultiva la creatividad

Tu propuesta deberá ser completamente llamativa si tu negocio está comenzando con bajos recursos. ¿La razón? Es con esto con lo que puedes impresionar a tu público meta y al resto de los consumidores. Grábate la siguiente frase: “el talento y la creatividad siempre valen más que el dinero”.

  1. Has publicidad

De seguro con esta recomendación pensarás que debes contar con recursos. Sin embargo, hoy día existen muchas alternativas para promocionar un producto o servicio de manera gratuita. Qué mejor ejemplo para ello que las redes sociales, quienes en este caso deberán convertirse en tus mejores amigas y aliadas.

No tengas miedo si te corresponde emprender sin dinero, de la mano de buenos aliados como Bgcreativos, con mucho esfuerzo, creatividad, pasión y confianza en ti mismo podrás alcanzar el cielo con tu propuesta de negocios.

Pin It on Pinterest

Share This