En mi carrera como post productor he escuchado muchas veces esta frase: “Tranquilo que eso se arregla en post producción” Esta premisa no siempre es verdadera, y es que para muchos productores jóvenes, gente sin suficiente conocimientos del área audiovisual y operadores de cámara con vicios de hacer material tipo prensa (ojo, sin animo de ofender a los “Verdaderos” camarógrafos y compañeros de Prensa) Todo se arregla en post producción.

Quizás sea la errada idea hollywoodense o la creciente industria de efectos especiales, que la mayoría piensan que en post producción somos magos digitales que con una fórmula mágica se soluciona todo; un material de grabación bueno y excelente, puede convertirse en un producto bueno o simplemente dañarlo en la edición, pero un material malo o pobre va a terminar siendo una edición mala o deficiente.

Dentro de mi grado de experiencia en post producción hay errores muy comunes y básicos que podemos dividirlos en:

Video u óptica:  Los errores más comunes al momento de realizar una grabación son:

  • Problemas de foco
  • Malos planos estéticos
  • Falta de balanceo de la cámara
  • Imágenes sobreexpuestas u oscuras con grano
  • No vigilar la estética de la imagen
  • Falta de planos de apoyo. *Acá quiero hacer un inciso, hay un axioma que reza: Más vale que sobre a que falte… Muchas veces los operadores de cámara se limitan a hacer las tomas planteadas y ya sin hacer suficiente planos de apoyo, que incluyan, planos de detalles, primeros planos o planos medios de la acción, del entorno,  del objeto u persona que hacemos referencia, que le permita al post productor vestir una entrevista o hacer referencia a lo que se menciona.
  • Pereza al hacer tomas o recargar la responsabilidad en el post productor o cliente ya que nunca es culpa del equipo que salió a grabar.
  • Uso de múltiples formatos ya sea .mov, avi, mts, etc, con distintas resoluciones  en SD o en HD, sin contar que si es grabado a 24, 30 o 60 cuadros por segundo. Mientras más parecido sea el formato mejor.

Audio en Post Producción:

  • Audios saturados o contaminados con ruidos
  • Mala manipulación de los canales de audio invirtiéndolos, con audios ambientes con mayor ganancia que los audios directos.
  • Audios contaminados con las voces del personal de grabación.
  • Falta de verificación de los conectores de audios, plug, Jack, conectores canon o cableado defectuoso.
  • La no grabación del audio, por falta de monitoreo o revisión del material. Esta aunque increíble suele ocurrir con mucha frecuencia, pensando que con el doblaje de voces o montaje se arregla todo.

Todas las fases de la producción audiovisual son importantes y van encadenadas una tras otra, el verdadero éxito de nuestro producto depende del esfuerzo, revisión y dedicación que le pongamos a nuestro producto, que terminará siendo la sumatoria de los esfuerzos de cada una de las fases de la producción audiovisual entre el número de errores que se cometan más uno.

Para concluir quiero dejar esta analogía, imagina que tu video o producción es tu hijo; no puedes dejar en manos del obstetra la responsabilidad que nazca sano y hermoso, si antes no te cuidaste, te alimentaste bien, visitaste al médico y seguiste al pie de la letra las indicaciones….

Pin It on Pinterest

Share This