La fotografía cada día se adueña más y más del internet y de la vida cotidiana. La vemos en redes sociales, en publicidades, en la televisión, en revistas, en medios de comunicación, en nuestros teléfonos y en cualquier parte siempre una fotografía está de por medio. Todo esto ha ocasionado que cada vez haya más profesionales en esta área pero ¿Qué pasa si una persona que no es fotógrafo desea realizar un trabajo de calidad en esta área? Allí es donde los problemas comienzan a ocurrir. En este blog te presentamos la solución, brindándote algunos tips y reglas de fotografía básica que cualquier persona debería poner en práctica si desea producir fotografías de calidad.

¿Qué debe tener una fotografía básica?

Como bien sabemos, todos los avances en equipo y estudio han arrojado distintos tipos de fotografía, como la artística, la periodística, la fotografía aplicada a distintas áreas profesionales y muchas más, sin embargo si hablamos de una fotografía básica, tomada sin mayor trasfondo, igualmente deben cumplirse ciertos parámetros para que pueda considerarse correcta, y a continuación te enumeraremos algunos de ellos.

1. La ley de tercios

Este es el abc de la fotografía y no muchas personas lo saben. Con ayuda de esta técnica una fotografía puede quedar extraordinaria, mientras que sin ella, puede verse completamente amateur.

Ahora bien, ¿De qué se trata la ley de tercios? Básicamente consiste en separar la pantalla en tercios, dibujando dos líneas verticales paralelas y dos horizontales de la misma forma. En lo puntos en los que se intersectan estas líneas, se sobre entiende que estará concentrada mayoritariamente la atención de las personas que observen la fotografía.

Por lo general se pretende ubicar los objetos o las personas que vayan a fotografiarse en alguno de estos tercios o en más de uno en caso de que vaya a dársele preminencia en la composición de la imagen.

2. Ley de la mirada

Otra de las normas a la hora de tomar una fotografía es la del horizonte, que está vinculada con la ley de los tercios, aplicada a los seres humanos, pues básicamente lo que establece es que dependiendo de la dirección con la que realiza la acción que se fotografía, debe dejarse un espacio referencial que simule el movimiento.

Por ejemplo, si el sujeto está mirando hacia la derecha, lo más prudente será dejarle al menos un tercio o más en el lado derecho de la fotografía.

3. Formato RAW

La mayoría de las cámaras que se encuentran en el mercado brindan la posibilidad de capturar imágenes en un formato llamado RAW, que es el ideal para tomar fotografías, debido a que conserva los colores de la escena así como la iluminación con mucha fidelidad. Todo esto sin mencionar que permite que puedan ser editados posteriormente en su totalidad, tanto que hasta pudiera parecer otra imagen completamente distinta.

4. Juega con los ángulos y las distancias

No temas en darle rienda suelta a tu imaginación, y si eso incluye fotografiar en distintas angulaciones y distancias mucho mejor. En ocasiones las fotos en planos cerrados o bastante cercanos le dan un toque bastante emocionante a la fotografía. Al igual que los ángulos, que pueden llegar a maximizar o minimizar la importancia de la escena que estás capturando en imagen.

5. Estabiliza la imagen

Si no eres un profesional de la fotografía, existen algunos elementos que pueden ayudarte a estabilizar una imagen como por ejemplo un trípode y en el caso más extremo, lo mejor que puedes utilizar para tomar una fotografía estable es utilizar tus propios brazos aunque no lo creas. ¿De qué manera? Pegándolos a tu cuerpo y sosteniendo la cámara con firmeza pero siempre cerca de tu torso, de manera que éste te sirva para minimizar el movimiento que pueden tener tus brazos cuando están 100% al aire.

6. Cuida la iluminación

Uno de los aspectos más difíciles a la hora de tomar una fotografía es la iluminación y ¡Vaya que es importante! ya que con una mala utilización de ella la fotografía puede quedar completamente arruinada.

En este caso, debemos decirte que la luz natural es la ideal en todo momento excepto en el mediodía, porque el sol puede causar molestas sombras en las imágenes. Para contrarrestar zonas oscuras puedes utilizar rebotadores caseros hechos con cualquier superficie uniforme que sea blanca o plateada y te permita dirigir la luz hacia lugares oscuros, así como también puedes utilizar el flash en exterior para contrarrestar contraluz hecho por luz natural y así muchos trucos más.

7. Olvídate del zoom

Si deseas hacer planos de detalle lo mejor es acercarte hasta tu objetivo, pero en la medida de tus posibilidades evita utilizar el zoom de la cámara, ya que esto puede afectar el enfoque de la fotografía que vayas a tomar e incluso los colores y la calidad.

Éstos son sólo 7 tips de fotografía básica que podrán hacer que cualquiera tome fotos con una calidad bastante buena. Sin embargo, si deseas llevar tus fotografías a otro nivel mucho más profesional, puedes visitar nuestras instalaciones o ponerte en contacto con nuestro equipo, para que nuestros fotógrafos puedan asesorarte mucho mejor o incluso lo puedan hacer por ti mismo. Recuerda, una fotografía vale más que mil palabras…

Pin It on Pinterest

Share This