En el mundo del emprendimiento saber negociar es más que una habilidad, es una exigencia que debe distinguir a quien desee tener éxito en este medio, por eso hoy aprenderemos a convertirnos en profesionales en la materia

Una de las cosas más básicas que debe aprender un emprendedor al inicio de su camino es la ciencia de negociar, es decir, cómo ser un profesional en el mundo de los negocios, para de esta manera no sólo promover los productos y servicios de su marca o comercio, sino también llegar a acuerdos y establecer convenios que consoliden su empresa y contribuyan con su crecimiento.

Escucha

Es común ver a negociantes bombardear a usuarios, inversionistas y empleados con información que ellos como emprendedores consideran importante para persuadirlos sobre alguna decisión o de comprar sus productos, pero esto actualmente no funciona para convencer a los clientes de comprar artículos, todo lo contrario, hace que estén más a la defensiva, por este motivo te aconsejamos hablar menos y escuchar más las necesidades de tu interlocutor y en base a esto crear tus argumentos y concretar tu negocio.

Piensa como ellos

Una excelente investigación y escuchar bien a la persona con quien deseas llegar a un acuerdo de negocios, te ayudará a pensar como ellos y adelantarte a sus necesidades e incluso hasta a hablar como ellos, esto te hará ganar su confianza de una forma más sencilla, lo que aumentará las posibilidades de que se sientan cómodos negociando contigo.

Busca el “sí”

Aunque parezca obvio, como negociante siempre debes buscar una respuesta positiva por parte de tus clientes, socios e interlocutores, por lo que debes mantener una actitud que te ayude a alcanzar el ansiado “sí” pero tampoco seas muy invasivo, una vez que tus tácticas para incentivar a tu interlocutor no surtan efecto, no lo abrumes, todo lo contrario, desiste del acuerdo o gestiona uno acorde con las necesidades de tu comprador.

Sé humano

Una parte primordial para concretar cualquier acuerdo de negocios es develar tu lado humano, por eso te aconsejamos que no te limites tan sólo a cifras y datos que abrumen a tu interlocutor, preocúpate más en conocer sus necesidades y la manera de resolverlas rápido y efectivamente, esto le demostrará a tu cliente que estás preocupado por su bienestar y ayudará a que te ganes su confianza.

No seas ansioso

Evidentemente un gran acuerdo de negocios aumenta los nervios hasta del emprendedor más experimentado, pero esto no quiere decir que tu interlocutor debe notarlo, en estos casos te aconsejamos respirar con normalidad, y confiar en tus conocimientos y preparación, los cuales serán tu mejor arma en esos momentos de ansiedad, que atacan hasta al más profesional de negocios.

Pin It on Pinterest

Share This