Durante la campaña las redes sociales contradijeron las encuestas de los medios seculares que auguraban a Hillary Clinton como próxima Jefa de Estado de EE UU, mientras que los medios sociales daban a Donald Trump como vencedor en los recientes comicios de USA resultando electo como el Presidente de Estados Unidos

La mayoría de las personas del mundo apostaban a que Hillary Clinton sería electa como Presidente de Estados Unidos, ignorando las encuestas de redes sociales importantes como Facebook que daban a Donald Trump como vencedor en los comicios presidenciales, en este punto llega a la palestra una interrogante ¿Cuál fue la táctica de Trump que le otorgó el título no sólo de Jefe de Estado de USA sino también el del Presidente de las redes sociales? En este post analizaremos este hecho.

Publicidad gratuita en las redes sociales

En la historia de Estados Unidos era costumbre que el candidato presidencial que acumulara más horas de propaganda en los medios de comunicación resultaba electo como Jefe de Estado de esta nación, Trump no es una excepción a la regla, pero si la modificó a su favor, pues no sólo usó las redes sociales como principal plataforma de su campaña electoral sino que también el manejo de las mismas fue tan eficaz y polémico que sin ofrecer declaraciones a los medios seculares dirigió la agenda mediática desde el momento que anunció su postulación, invirtiendo sólo 10 millones de dólares en propaganda en los medios de comunicación, un monto mínimo en comparación al monto invertido por presidentes anteriores como George W. Bush quién gastó aproximadamente 82 millones. Donald Trump generó tanto contenido en las redes sociales que en caso de poder medirlo en conversión sociales, estos acumularían 1200 años hablando acerca de Trump.

Polémica social

El contenido de Donald Trump en las redes sociales, iba acompañado de su discurso secular, ironías, humor negro, antipolítica y críticas hacia sus adversarios, pero el punto clave de todo esto es que mediante este discurso Trump logró ganarse la atención de sus seguidores y quienes no apoyaban sus políticas, al punto de que generaba polémica, por lo que las personas que tenían acceso a su contenido no podían resistirse a hablar de él, hecho que no sólo marcaba la pauta mediática sino las conversaciones del electorado, esto demuestra la veracidad de un dicho muy común: “No importa que hablen mal o bien de ti, lo importante es que hablen”

Originalidad y relevancia

A pesar de que el discurso de Trump en las redes sociales no era el más aplaudido, por estar llenos de insultos e ironías, contaba con dos características (imprescindibles para todo perfil corporativo) que sus seguidores valoraban, autenticidad, puesto que Donald Trump no se demostraba como una persona que no es, era claro y firme en sus aseveraciones, además de transmitir confianza acerca de sus premisas, el otro elemento sumamente importante es que ofrecía a sus usuarios el contenido que querían en el momento preciso.

Independientemente de la importancia política de las recientes elecciones de USA, hay un elemento que deben evaluar todas las empresas acerca del manejo de redes sociales del recién electo Presidente de Estados Unido durante su campaña electoral, y considero que pueden resumirse en  mantenerte activo en tu perfil corporativo, reflejar la personalidad de tu negocio y ofrecer constante contenido relevante a tus seguidores.

Pin It on Pinterest

Share This