La habilidad de un emprendedor para hablar en público es mucho más que aprender a guardar una buena imagen y controlar sus gestos

Para un emprendedor hablar en público es una práctica sumamente común, debido a que las reuniones laborales con empleados, inversionistas y colegas forman parte de su día a día, pero esto no significa que dirigirse a una audiencia sea fácil, por esta razón debes aprender a usar las técnicas apropiadas para hablar en público, de una manera breve, sencilla, sincera, espontánea, organizada y en la que tu tengas el control de la situación; por esta razón hoy te daremos unos tips que te facilitarán en gran manera dirigirte a un gran o pequeño grupo de personas.

Respirar

Tal vez te parezca un poco obvia esta recomendación, pero una de las fallas más grandes de muchas personas cuando hablan en público es que se quedan sin aire y constantemente deben hacer pausas para retomar la respiración o en su defecto respirar por la boca mientras hablan, acción que puede dañar sus cuerdas vocales, por lo que te aconsejamos practicar la respiración diafragmática, que no es más que tomar el aire desde tu nariz y enviarlo a tu diafragma, esto te ayudará a controlar mejor tu respiración, evitar interrupciones abruptas o que finalices tus alocuciones con poca fuerza, pues esta falla denota inseguridad y nerviosismo.

Calienta tu voz

Así como los atletas deben calentar sus músculos antes de una competencia debes preparar tus cuerdas vocales antes de hablar ante un gran o pequeño grupo de personas, esto evitará que te falle la voz en breves periodos de tiempo, y a la vez te ayudará a tener un control óptimo de tu voz durante la alocución. Algunas técnicas para preparar tus cuerdas vocales son: practicar tu discurso colocando un bolígrafo entre tus dientes, vibrando tu garganta imitando prolongadamente el sonido de la “M” (mmmmmm…) y mover de una manera exagerada la lengua y los labios.

Practica leyendo en voz alta

La práctica hace al maestro por eso te recomendamos practicar la respiración y el tono de tu voz leyendo un texto o preferiblemente el discurso que vas a transmitir en público, trata de que la lectura sea lo más espontánea y fluida posible, es decir, que no se note que estás leyendo, de esta manera conseguirás el equilibrio ideal y al momento de hablar en público tendrás mayor control de tu respiración y entonación.

Cuida la entonación

Como dijimos anteriormente, la entonación es un aspecto fundamental a la hora de dirigirte a una audiencia, por esta razón debes cerciorarte de darle mayor fuerza a las partes más importante de tu discurso, para que de esta manera tu alocución no sea monótona ni aburrida, además que usando la entonación adecuada les harás conocer a las personas a qué aspectos deben prestarle mayor atención. También evita el uso de muletillas, pues estas no aportarán nada a tu discurso, todo lo contrario, le disminuirán valor, pues evidenciarán tu inseguridad y nerviosismo.

Adecúate al público

Adapta tu discurso a la audiencia a la que le vas a transmitir tu mensaje, de esta manera podrás atraer su atención de una manera mucho más rápida y eficaz, para esto toma en cuenta factores como la rapidez, entonación y todo aquellos factores que faciliten la comunicación con tu receptor.

Si aún después de estos consejos y tener el control de estos aspectos, piensas que tus gestos e imagen son impedimentos para ti como emprendedor al momento de hablar en público, te recomendamos practicar tus discursos frente a un espejo, de esta manera podrás aprender a controlar mejor estos elementos  te facilitará cada alocución en público.

Pin It on Pinterest

Share This