Ser emprendedor conlleva una serie de trabas en el camino, pero algunos de ellas las puedes evitar

El emprendimiento es un mundo lleno de emoción y desafíos, por esa razón debes mantenerte aferrado a tus sueños y metas, para que de esta manera te conviertas en un emprendedor exitoso, pero también este camino puede estar lleno de baches que constituyen un impedimento para que tu negocio sea rentable y crezca como lo deseas, esto son venenos los debes evitar, pues al entrar en tu sistema se los transmites a tu negocio y puede matarlo en muy poco tiempo, a continuación te lo presentamos:

  1. Falta de entusiasmo

En blogs pasados estudiamos que una de las claves para ser un emprendedor exitoso es amar lo que haces, por eso debes enfocarte en concretar un negocio que se dedique al área en la que mejor te desempeñas y que más disfrutas, no seguir esta recomendación sólo provocará que te amargues, que tu empresa no sea rentable y esté destinada al fracaso; además de todo esto amar tu trabajo, dibujará una constante sonrisa en su rostro, lo que te mantendrá más motivado y se verá reflejado positivamente en tus productos.

  1. Baja autoestima

Odiarte a ti mismo, no valorar tus esfuerzos y virtudes, te mantendrá constantemente desmotivado y esta desconfianza será transmitida a tus socios, clientes y empleados, para finalmente en lugar de generar seguridad causarás el efecto contrario, nadie confiará en que tu empresa será exitosa y por ende no querrá invertir en tu negocio, ni adquirir tus productos ni te respetarán como jefe.

  1. Ser demasiado autosuficiente

No te conviertas en un emprendedor solitario, todo lo contrario, rodéate de un gran equipo, de personas que crean en tu proyecto y te mantengan motivado, ser un ermitaño sólo disminuirá tu autoestima, te dejará sin mecanismo de soporte ni apoyo humano, por esa razón debes segmentar tu círculo de influencia y llenarlo de personas que confíen en ti como emprendedor.

  1. Desorden

Huye del desorden tanto físico en tu oficina y negocio, como el desorden e ideas y planes, mantente enfocado hacia el objetivo de tu comercio, mantén ordenadas cada una de las áreas de tu empresa para transmitirle profesionalismo a tus empleados y clientes, toma un cuaderno y anota de manera organizada cada una de las ideas que vienen a tu mente y junto a tu equipo ordénalas en base a las metas de tu negocio.

  1. El negativismo

Evita todos los pensamientos negativos y a las personas que no creen en tu proyecto, pues este tipo de pensamientos te mantendrán desmotivado y te harán perder energías que puedes invertir en el crecimiento de tu negocio, toma en cuenta que si crees en tu empresa es porque sabes que puede ser exitosa, así que huye de la mentalidad negativa y quienes no creen en que tu comercio puede alcanzar sus objetivos.

  1. Prémiate

Toma un tiempo para pensar en qué cosa deseas tener o hacer pero que no lo has hecho por falta de dinero, tiempo y exceso de trabajo y premia tu esfuerzo como emprendedor concediéndote este deseo, así te mantendrás motivado hacia el objetivo de tu negocio y estarás incentivado a seguir esforzándote en el camino del emprendimiento, pues cuando trabajas duro mereces salir de la rutina para recuperar fuerzas.

  1. Haz ejercicio

El ejercicio te ayuda a aumentar tu autoestima, dejar de lado malos hábitos que te distraen del objetivo de tu negocio, obviar pensamientos negativos y por ende te ayuda a mantenerte enfocado en las metas de tu empresa, así que no esperes más y haz ejercicio cada vez que puedas.

Si ya algunos de estos venenos han entrado a las fibras de tu empresa, no te preocupes, te aconsejamos comenzar a evitar recaer en ellos y extirparlos desde su núcleo, para que de esta manera seas un emprendedor sumamente exitoso.

Pin It on Pinterest

Share This